Cuna de la fideuà, Gandia posee además unas bonitas playas.

Gandía es la cuna de la fideuà. A 69 kilómetros de Valencia, es una ciudad de origen íbero. Está unida a la historia por la familia Borja.

Es una localidad muy concurrida en verano. Son visitas imprescindibles:

  • la Colegiata de Santa María. La iglesia de Santa María de Gandía es conocida como la “Seu” y es colegiata desde 1499, fecha en que el papa Alejandro VI le concede este título a la iglesia de Santa María.
  • el Palacio Ducal. Este lugar es célebre por haber acogido el alumbramiento de San Francisco de Borja, hijo del duque de Gandía y tataranieto del Papa Alejandro VI, Rodrigo Borja. El Palacio Ducal de Gandía fue declarado monumento histórico-artístico en 1964.
  • el Hospital de San Marcos. Fundado por Alfons el Vell en el siglo XIV y muy reformado en el XVI.
  • el Convento de las Clarisas
  • el Ayuntamiento. Es un noble y elegante edificio de fachada neoclásica erigido en el año 1778 aunque muy reconstruido interiormente en 1982.
  • En las afueras, vale la pena ver el castillo de Bayren y la Alquería del Duc.

 

Tras degustar la fideuà en uno de los restaurantes de la ciudad se puede rebajar la comida con un paseo por la playa.

Cómo llegar a Gandia

Desde la Estación del Norte de Valencia se puede utilizar la línea de tren de cercanías C1.