"Tato Corner es un punto de encuentro donde tomar algo"

Fernando Aliño Alfaro (Valencia, 1970) es el propietario Grupo El Alto y miembro del patronato de Turismo Valencia. El Alto es una empresa de hostelería que aglutina servicio de catering y restaurantes en puntos emblemáticos de Valencia. Tiene su propio ritmo de eventos y está en todo evento que se precie de la ciudad de Valencia.

Mar de Bamboo, Bamboo de Colón, el Alto de Colón y ahora en las Fallas 2012: Tato Corner: ¿qué es?

Es un concepto para las fallas. Pensamos que hacía falta un punto de encuentro donde tomar algo, siempre relacionado con el mundo del toro. Y encima firmado por Quique Barella. Hay una zona de tapas y otra VIP, con copas y dj’s. Hasta las 4 de la mañana.

También lanzáis otro espacio: un local de noche.

Sí: 55 Polo Club: un nuevo restaurante dedicado a la copa: decoración vintage, tapas y un club en el cual la gente que quiera un espacio diferente en Valencia, queremos que sea para Valencia lo que fue Distrito 10 con sus Dreams village. Además contamos con tres grandes dj’s: Paco Revolutions, Santi Martínez y Lucky.

¿Cómo ves la noche en Valencia?

Valencia tiene zonas interesantes pero le falta vida. Estoy convencido de que el puerto es la zona del futuro peor hay que poner los medios para que todo eso se reactive.

¿Cómo valoras la gestión del turismo en la ciudad?

Valencia tiene que asentarse en la demanda de turismo de alto standing pero también debe cultivar el resto de tipos de turismo. Son personas que primero vienen como backpackers pero luego, con el tiempo, vuelven con su familia.

¿Qué necesita Valencia?

Es una ciudad que debería estar más abierta a todo tipo de turismo, trabajar el tema de los vuelos y el nivel gastronómico: ir más allá del arroz. También es tiempo de asentar los proyectos que se tienen, consolidar el turismo congresual y que las administraciones tengan una mentalidad más abierta frente a los nuevos proyectos e ideas.