La Plaza del Negrito es uno de los lugares del barrio del Carmen donde, si se va a salir por esta zona, comienzan las primeras copas de la noche.

Cerca de la Generalitat y de camino hacia La Lonja, se encuentra esta plaza coqueta y simpática, la Plaza del Negrito.

El nombre de la plaza viene por la escultura de un niño, rechonchete, que se alza desnudo sobre la taza de la fuente.

La Plaza del Negrito es la plaza de los bohemios. Por las tardes se puede disfrutar de una plácida y agradable lectura, al calorcito del sol, mientras que por la noche la plaza se convierte en el rincón de las copas y sobre todo, del agua de Valencia.

¿Por qué se llama la Plaza del negrito?

Antes de recibir su nombre actual la zona se llamaba Plaza de Calatrava debido a una donación del Rey Jaume I después de la reconquista de Valencia a favor de la Orden de Calatrava.

En 1850 con la llegada del agua potable de la ciudad se crearon fuentes públicas en distintas zonas de Valencia. Una de las más importantes fue la de la Plaza de Calatrava en la que se colocó la estatua de un niño elaborada con metales oscuros, de ahí que los valencianos empezaran a llamarla como ‘El negrito’.

La plaza mantuvo su nombre a pesar de que coloquialmente ya se la conocía como la Plaza del Negrito y en el Ayuntamiento de Valencia en 1940 cambió el nombre original de la plaza por la Plaza del Negrito.

La estatua que puedes visitarse hoy en Valencia no es la original (que desapareció durante la Guerra Civil) sino una réplica.

Descubre más curiosidades de Valencia.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Billy 🇵🇭🇬🇧 (@reiss202_uk) el