Situada en la Plaza de la Virgen, la Basílica de la Virgen de los Desamparados constituye, junto a la Catedral, uno de los enclaves históricos más importantes de la ciudad de Valencia.

Basílica de la Virgen de los Desamparados se encuentra en el centro histórico de Valencia, concretamente en la Plaza de la Virgen, al lado de la Catedral.

La Real Capilla de la Virgen de los Desamparados está categorizada como basílica desde 1872. Este monumento fue construido en 1652 y 1666 por  Diego Martínez Ponce de Urrana.

La Virgen de los Desamparados es la Patrona de la ciudad por lo que esta basílica tiene un interés especial para todos los valencianos. La Virgen de los Desamparados es una de las protagonistas de la Ofrenda de Flores que se celebra durante la semana fallera.