La Plaza Redonda de Valencia fue construida en el siglo XIX. Muchos comercios se encuentran allí.

La construcción de la Plaza Redonda, que data del siglo del primer tercio del siglo XIX, se debe a la figura de Salvador Escrig.

La Plaza Redonda es una plaza interior perfectamente circular donde los comerciantes de productos más variados ocupan sus puestos en la planta baja. En 1850, se instaló una fuente en el centro de la plaza.