Durante la Pascua en Valencia es tradición comerse el dulce conocido como la mona de Pascua.

La mona de pascua es una especie de bollo, elaborado con masa (harina, aceite, azúcar, etc). Lleva un huevo duro, con cáscara, que suele pintar de colores llamativos.

En ocasiones el huevo puede ser de chocolate. Generalmente se adorna con anisitos de colores, que le dan un sabor especial.

La mona  se suele comer junto a una longaniza de pascua, y cuando se llega al huevo, es tradición explotarlo en la frente de otra persona, para poder comérselo. Como su propio nombre indica se suele comer el día de Pascua.