Si quieres disfrutar de un verano a remojo y en plena naturaleza, consulta estas piscinas naturales de València. ¡Te encantarán!

Para refrescarte, las piscinas naturales son una buena opción. Si te gusta la naturaleza y buscas actividades para niños en València, las piscinas naturales de València son el plan perfecto para disfrutar de un fin de semana en familia en los ríos de València. Consulta en nuestra agenda todos los planes que hay preparados para este verano en la terreta.

Aquí te proponemos algunas piscinas naturales en la Comunidad Valenciana que gracias a los cauces de los ríos, nos dejan lugares casi paradisíacos para disfrutar en plena montaña. Descubre la naturaleza en València.

Jalance

El río Júcar es una maravilla. En sus dos zonas de baño, Los Chopos y El Retorno, disfrutarás de un día en la naturaleza muy lejos del caos de la ciudad.

Además, si te gustan las cuevas, no te pierdas la Cueva de Don Juan y si acompaña el buen tiempo y estás en forma, también puedes hacer la ruta de los Cañones del Júcar, una magnífica excursión enmarcada entre las montañas y el propio río con vistan tan increíbles como la de la fotografía.

Foto: Instagram de @suaventuraviajes

Sot de Chera

El río Sot cruza el pueblo de Sot de Chera de este a oeste dejando en su camino un montón de piscinas naturales. La más popular es el Charco el Gruñidor.

Disfruta de un día en familia en Sot de Chera recorriendo el río y refrescándote en sus pozas. Y cuando el hambre apriete, la Fuente de Santa María es el lugar perfecto para comer: una zona habilitada con mesas para descansar, sacar tu picnic y pasar un rato agradable en mitad de la naturaleza.

Foto: Instagram de @aiditzki

Tuéjar

El Azud es una pequeña laguna de agua natural que mantiene los 18 grados de temperatura del agua durante todo el año.

Situado en el nacimiento del río Tuejar, encontrarás una zona recreativa para que los más pequeños se lo pasen en grande y una zona con merenderos para recargar fuerzas después de un baño.

Además, si vas a Tuejar, no te puedes perder la cascada del Bercolon. ¡Es impresionante!

Foto: Instagram de @kirosano13

Las Hoces del río Cabriel

En el Parque Natural de las Hoces del Río Cabriel encontrarás variedad de lugares para disfrutar de un gran baño en el río. Las Chorreras, los Ojos o la Cascada del Molino de San Pedro son algunos de los puntos más destacados.

Para comer, Las Casas del Río es una pequeña playa de interior con una zona de descanso y merenderos que vendrá genial para reponer fuerzas. Además cuenta con el gran atractivo de una noria de agua del siglo XVIII, usada antiguamente para regar los campos de la zona.

Foto: Instagram de @martahumet

Los charcos de Quesa

En la Canal de Navarrés, a 96 kilómetros de València, se encuentra una zona idílica para refrescarse en verano.

Un conjunto de cuatro piscinas naturales encajadas entre las montañas, el bosque de pinos y el río Grande.

Es importante señalar, que en el periodo estival, coincidiendo con la mayor afluencia, se ha de pagar 2 euros, una medida para preservar el espacio natural.

Foto: Instagram de @queenangy1992

Bugarra

En Bugarra, encontrarás una de las pocas playas fluviales de la provincia de València gracias al paso del río Turia por la localidad.

A pesar de tener más zonas de baño, la playa fluvial es la mejor zona para disfrutar de la tranquilidad sin corrientes de agua.

Además, junto a las aguas del río Turia, encontrarás diferentes caminos en los que poder dar un agradable paseo entre la naturaleza.

Foto: Instagram de @jherraiz83

Chelva

El río Tuejar también es bien conocido por su paso por la localidad de Chelva y su ruta del agua.

Una excursión de senderismo que te lleva por el cauce del río mientras disfrutas de su magnífico paisaje.

Además de darte un baño en sus aguas, podrás practicar deporte y pararte a descansar en las diferentes zonas de descanso que encontrarás por el camino, así como miradores o túneles.

Foto: Instagram de @gvaturisme

Ontinyent

Pou Clar es la piscina natural más destacada de Ontinyent, un paraje fluvial con aguas color turquesa perfecto para los que prefieren los ríos de agua dulce al agua salada del mar.

El río Clariano nace allí mismo y es posible verlo emerger en algunos puntos bajo del agua, creando distintas pozas que popularmente son llamadas de distintas maneras. “Pou dels Esclaus”, ”Pou Clar”, “Pou Gelat”, “Pou de la Reixa”, “Pou Fosc” y “Pou dels Cavalls”. ¡Y puedes bañarte en todas!

Foto: Instagram de @javi_beldeta

Cueva Turche

Descubre Buñol y sus rincones mágicos como el castillo o la Cueva Turche, un precioso rincón natural donde refrescarte en los calurosos días de verano.

Una cascada de 60 metros de altura es la protagonista de este pequeño rincón situado a pocos metros de la población.

Es ideal para completar un día rural en el interior de València y refrescarse antes de volver a casa.

Descubre la Ruta del Agua en Buñol.

Foto: Instagram de @vi.sente

Río Fraile

El entorno del río Fraile, en la población de Bicorp, está considerado como uno de los parajes más bonitos de València por sus aguas transparentes y limpias y sus bosques frondosos que llenan de magia a este lugar.

Pozas, saltos de agua y un montón de rutas de senderismo para que lo disfrutes de la mejor manera.

Desde esta primavera cobran una tasa de 4 euros por coche destinado a la mejor turística y medioambiental.

Foto: Instagram de @lilian_sans_