Una tarde de xocolatà con los niños en el centro histórico y disfrutar de los diferentes actos programados es una de las opciones para vivir todas las tradiciones falleras.

Vivir las Fallas con niños implica disfrutar de todas las tradiciones. Una de ellas es tomar un chocolate con buñuelos de calabaza. La Xocolatà es uno de los grandes placeres que se disfruta en familia durante las Fallas.

Para tomar un buen chocolate debes saber que durante los días grandes, la ciudad está inundada de puestos ambulantes. En todos ellos podrás degustar este placer único. Pero si lo que te apetece es vivir la tradición de los locales centenarios de esta ciudad puedes acudir a la horchatería Santa Catalina ubicada en la Plaza de la Reina.

Justo en esta zona, el centro histórico, podrás asistir a diferentes actos que Junta Central Fallera programa todos los días:

  1. El jueves 16 de marzo podréis ver cómo en la Plaza del Ayuntamiento las comisiones infantiles recogen sus premios de la mano de la Fallera Mayor Infantil de Valencia.
  2. El viernes 17 de marzo y el sábado 18 de marzo podréis ver por las calles San Vicente y la Paz la Ofrenda de Flores a la Virgen de los Desamparados. Disfrutaréis de los llamativos colores de los trajes de valenciana, los distintos estilos de indumentaria y la música que inunda las calles de la ciudad. Aunque lo más llamativo para los pequeños será ir a la misma Plaza de la Virgen, donde podrán ver su imagen y el manto que se va llenando de los colores de los ramos que le llevan los falleros. Al lado, se adecua un espacio en el que se depositan las canastillas de flores que traslada cada comisión y que también resultará entretenido para los pequeños.
  3. El domingo 19 de marzo, la mejor opción es disfrutar de la vistosa Cabalgata del Fuego que recorre las a partir de las 19.00 horas.