Color, música, fuego, tradición y arte inundan Valencia durante las Fallas. ¡No te las puedes perder!

No hay ningún evento en Valencia que sea tan popular como las Fallas. Las Fallas son una celebración que se realiza en multitud de localidades de la provincia de Valencia -y especialmente en la capital- para conmemorar la llegada de la primavera.

La fiesta de las fallas se inició cuando algunos valencianos decidieron empezar a quemar muebles viejos y ropas que ya no les iban a servir, y poco a poco esta anécdota se fue convirtiendo en una tradición; los valencianos comenzaron a fabricar los “ninots”, unos muñecos vestidos con las ropas que los ciudadanos ya no querían y que se convirtieron en la base de las fallas, allá por el siglo XVIII.

En la actualidad existen cerca de 400 comisiones falleras, donde cada una instala su falla en una calle de la ciudad. Las Fallas actuales ya no son de madera, si no que se construyen con materiales como el corcho y el cartón piedra.

Aquí entra el artista fallero, que elabora unas monumentales obras de arte donde tienen cabida escenas satíricas,  relacionadas con eventos que se han producido a lo largo del año,  críticas a los políticos, a la sociedad en general o recuerdos a las costumbres valencianas. Y todo este trabajo no cae en balde.

La Junta Central Fallera, un comité que se encarga del programa y organización de los festejos, otorga cada año diversos premios según la categoría en la que la falla se encuentre. Además, tiene en cuenta la labor del artista y premia también el ingenio y la gracia de los monumentos. También se dan premios a la iluminación y decoración de las calles de Valencia y un premio especial dirigido al ninot, el Ninot Indultat.

El ninot indultat se otorga a aquella figura -tanto infantil como grande-  que ha recibido más votos en una exposición que se realiza antes de las Fallas. Los ciudadanos eligen a los dos ninots que ese año se salvarán de la quema, y que pasarán a formar parte del Museo Fallero, donde están todas las figuras que a lo largo de los años no han sido quemadas.

Las Fallas de Valencia comienzan el 15 de marzo con la Plantà y terminan el día 19 con la Cremà de todas las fallas. Durante cuatro días, las fallas quedan expuestas en las calles de Valencia, y los falleros celebran festejos como la ofrenda de flores -el más emotivo para casi todos los falleros-, los pasacalles, la recogida de premios, la despertà, la mascletà, fuegos artificiales por las noches  y dentro de cada comisión fallera se hacen comidas, cenas y verbenas, en carpas o en el casal, que es donde se reúne la comisión.

Si van a visitar Valencia en Fallas, les aconsejamos que se hagan un itinerario para no perderse las fallas más importantes, que son las de Sección Especial y las fallas infantiles de Sección Especial. Tengan en cuenta también el programa de actos y festejos, para no perderse nada de todo lo que ocurre en la ciudad, que no es poco.